ATENCIÓN

ATENCIÓN: el Servicio de Óptica y compra de Estatutos y Reglamentos se realizará únicamente con el pago a través de Tarjeta de Crédito o Débito,
ya que no manejaremos dinero en efectivo en la Seccional por razones de seguridad para todos.

viernes, 3 de agosto de 2018

¡BIENVENIDO, NIETO 128!

Abuelas de Plaza de Mayo confirmó hoy la restitución del nieto 128.
Su nombre es Marcos Eduardo Ramos, nació el 9 de junio de 1976 y es hijo de Rosario del Carmen Ramos y de Ismael Amado Suleiman.
En noviembre de 1976, su mamá, él y su hermano Ismael fueron secuestradxs durante un operativo ilegal de las fuerzas de seguridad de la última Dictadura Cívico Militar, en la capital de San Miguel de Tucumán.

Rosario del Carmen fue trasladada en un Ford Falcon color blanco y aún permanece desaparecida.

Los niños fueron llevados a una casa quinta en la localidad de Tafi Viejo, de la que Ismael escapó mientras que el bebé quedó con sus captorxs. Desde entonces no se veían.

El anuncio fue realizado en la Sede de Abuelas de Plaza de Mayo, cuya titular, Estela de Carlotto, ratificó que "se seguirá luchando por todxs lxs nietxs que nos faltan encontrar" y sostuvo que el encuentro de un nuevo nieto fue posible por la obtención de "datos nuevos a los que nunca habíamos accedido".

"Como ven, somos poquitas Abuelas acá, somos cuatro. El resto ya no está, o están enfermitas. Pero con nuestro equipo incansable de jóvenes que nos ayuda a seguir caminando, mientras tengamos vida seguiremos buscando a los centenares de nietxs que aún faltan", expresó Estela.

Ismael, presente en la conferencia, calificó de "impresionante" al trabajo de búsqueda de Abuelas y evitó seguir hablando por sentirse "emocionado".Para su otro hermano, Camilo, la restitución "es saber que la vela de la esperanza todavía sigue encendida y que la lucha aún continúa".

Una vez más, las Abuelas de Plaza de Mayo ponen luz donde hay sombras. Una vez más, las Abuelas anteponen el amor y la esperanza al dolor.

Sepan lxs gobernantes que lxs Docentes de SUTEBA aprendimos de nuestras entrañables Abuelas a luchar con terquedad y con fuerza y que también aprendimos de ellas a transformar el dolor en organización y lucha.

¡BIENVENIDO A LA VERDAD, NIETO 128!

¡FUERZA COMPAÑERXS, ESTAMOS DE PIE!